lunes, agosto 13, 2007

Una Generación se va

Cuando cumpli 17, a peticion mia y por tener unos centavos extras aparte de la beca del IPN, entre a trabajar a PEMEX como camillero en el H.N.C.N Azcapotzalco, ya que mi padre trabajaba ahi (ahora es jubilado), y conoci a muchos de sus compañeros de trabajo, pero recuerdo con estima al Señor Tapia (Camillero) y al Señor Santiago (Operador Mecanico de Ambulancia, neta asi decia el puesto, el cual tambien desempeñaba mi padre). Santiago era una curosa mezcal entre Capulina y Oliver Hardy, es decir ,de vista comica y trato muy amable y curioso, Tapia podria decirse que fue durante mucho tiempo el Sancho Panza (aunque era bajito y muy delgado) de mi Padre (quien como el Quijote, usa sendo bigote y se metio a pelear contras los molinios de viento politicos al iniciar sus aventuras en el sindicato, entre elecciones y demas cosas de grilla, y hasta la fecha ha salido incolume de ellas, lo han mandao llamar en dos ocasiones para ocupar puestos en la representacion sindical de llos jubilados de la seccion). Todo iba bien, pero el tiempo cobra sus facturas, 3 de los compañeros de trabajo de mi padre fallecieron no mas de 3 años despues de su jubilacion, hace 3 u 4 años mi padre me entero del Fallecimiento del Señor Santiago (infarto), y el viernes pasado, del Señor Tapìa (tumores cancerosos en cerebro y estomago) y me comento ademas de un camillero que entro al mismo tiempo que yo, apodado "pocaluz" (imaginen porque) , esta ya jubilado por incapacidad : perdio la vista a causa del glaucoma. Se bien que :

"hay un tiempo para nacer y un tiempo para morir;
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado;
un tiempo para matar y un tiempo para curar......"

y que no hay que mirar demasiado al pasado, porque este puede regresa, pero mirar muy hacia edelante es igual de dañino, y en especial en estos temas, Se que algun dia dejare ir a mis seres queridos, pero el saberlo y comprenderlo, no es algo que me guste y de lo cual tengo accesos de negar la situacion.... y al final de ellos, recordar que no importa cuandas veces le de vuelta al asunto, no cambiara nada. Mañana sera otro dia.

1 comentario:

Wolken dijo...

Nah, con suerte espero que aun nos queden unos 30 años mas de gracia por estos lares, que aunque suene a cliche, ya habremos superado muchas cosas y entendido un par mas.

Y que nos despediremos con risas y una buena taza de cafe. <--- Si lo se, el vicio me domina.